• Miguel Angel Rincón

Hablemos de Fotosensibilidad


¿Qué es?

También conocida como fotofobia o hipersensibilidad a la luz, es una condición que no es considerada como enfermedad ocular en sí, sin embargo, es un síntoma incómodo para los pacientes que la padecen, debido a que la visión se ve severamente alterada al entrar en contacto con distintos tipos de luz, incluída la radiación ultravioleta producida por el sol y la iluminación artificial (incandescente y fluorescente), que se suele encontrar en ambientes interiores como por ejemplo en oficinas. La fotosensibilidad en muchos de los casos está asociada a otros problemas congénitos.


¿Cuál es la causa?


Están principalmente asociadas a problemas neurológicos y oculares, de hecho, está comprobado que un 80% de los pacientes que padecen migrañas experimentan mayor fotosensibilidad antes, durante e inclusive después de los ataques, según el Neurólogo Stephen Silverstein.


A continuación mencionaremos otros 3 problemas por los cuales podría presentarse la fotofobia:


1. Rasguños en el iris

La falta de protecciones en los ojos al realizar trabajos abrasivos con materiales como el metal pueden ocasionar lesiones en la córnea cómo rasguños, que como consecuencia aumentan la fotosensibilidad del ojo.


2. Cataratas

Las cataratas se les conoce convencionalmente como un cristalino nublado, que generalmente llega con la edad y que limita la visión, sin embargo, los pacientes que la padecen, mencionan sentir un aumento a la molestía de diferentes tipos de luz.




3. El color de los ojos

Las personas con ojos claros tienen mayor probabilidad de ser fotosensibles, debido a la menor cantidad de melanina que hay en el iris lo cual permite el paso de más luz




¿Cómo saber si soy fotofóbico?

Hay reacciones que se producen a nivel ocular en las personas hipersensibles a la luz como las siguientes:


-Sensación de deslumbramiento.

-Necesidad de entrecerrar los ojos al estar expuesto a la luz solar.


-Enrojecimiento ocular.

-Dolor en los ojos al cambiar de una luz tenue a una intensa.


-Reflejo de lágrimas

.-Mareo y náuseas.



Si usted tiene uno o más de estos síntomas, todos asociados a la exposición a la luz solar, incandescente y/o fluorescente, entonces usted es fotofóbico.